Hacia un nuevo modelo de escuela

El pasado 15 y 16 Noviembre, compartíamos en Alicante con otras asociaciones gitanas y l@s representantes de diferentes instituciones públicas de todos los niveles un espacio para hablar de un tema muy importante: la situación escolar de los niños y las niñas gitan@s.

El encuentro, enfocado sobre la escolarización temprana y el abandono escolar, ha destacado las principales problemáticas que empujan al fracaso escolar: a menudo hay barreras socio-económicas e incluso logísticas para garantizar la asistencia de los niños gitanos al colegio.

Además no podemos seguir ignorando que hay colegios guetos que no proporcionan el mismo nivel de educación al alumnado gitano, alimentando así la exclusión laboral. La educación es el fundamento que se tiene que trabajar para poder acabar con la situación de exclusión social, económica, y sobre todo para erradicar de una vez el antigitanismo.Hay buenas prácticas que demuestran que cuando la comunidad escolar se implica por el bienestar de su alumnado, hay un porcentaje elevado de prevención del fracaso escolar.No obstante como ha subrayado la presidenta del consejo estatal del Pueblo Gitano, Beatriz Carrillo, queda todavía mucho por hacer.

Hay discriminación y antigitanismo que persiste en el sistema educativo que hace necesario un replanteamiento de esto: necesitamos un nuevo modelo de escuela que sea respetuosa con la diversidad y que promueva una cultura de paz e inclusión.

Las asociaciones gitanas conjuntamente con las administraciones, nos comprometimos en trabajar para alcanzar este objetivo, empezaremos desde los resultados de experiencias exitosas para diseñar estrategias por una escuela más gitana donde nuestros niños y niñas se puedan reconocer, para que ya acabe la idea que la escuela es una cosa de payos.

La educación es un derecho fundamental del ser humano, como se establece en la misma declaración universal de los derechos humanos.

“Toda persona tiene derecho a la educación. […] La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.”

 

Como federación comprometida con el respeto de los derechos humanos, nos comprometemos a trabajar conjuntamente con todas las entidades e instituciones que compartan este valor.

 

#OpreRoma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *