Descanse en paz, tío.

El presidente de la Asociación cultural gitana de Lleida, el tío Antonio Salazar, nos dejó este sábado.

A sus 79 años y después de dedicar gran parte de su vida a trabajar por los derechos del Pueblo Gitano, un cáncer le ganó la batalla. El tío Antonio fue uno de los impulsores y creadores de la FAGiC, con el espíritu de escuchar a todas las personas gitanas, hizo de Lleida un mejor espacio de convivencia y de trabajo para la educación de nuestros niños. Sus últimos años destacan por su dedicación a la mediación, y por su compromiso con Lleida y con el país.

Por todo esto, y por tantos momentos compartidos con él, sintiéndonos unidos/unidas a su familia, rogamos porque pueda hacer su merecido viaje.

Descanse en paz, tío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *