21 marzo: día internacional de la eliminación de la discriminación racial

El 21 marzo de 1960 en Sudáfrica, en la ciudad de Sharpeville, la policía abrió fuego y mató 69 personas que protestaban pacíficamente contra las leyes del apartheid. Seis años después esta fecha fue elegida como día internacional de la eliminación de la discriminación racial.

La discriminación por motivos de etnias, religión, orientación política, sexo, formalmente está prohibida tanto a nivel internacional, por la misma Declaración Universal de los Derechos Humanos, como a nivel europeo y nacional, donde encontramos la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No discriminación, aprobada en 2011 y que establece la voluntad de acabar con cualquier tipo de desigualdad por razón de aspecto físico, edad, orientación sexual, raza, discapacidad, género o creencia.

No obstante, fuera de las normativas, en el mundo de cada día, la discriminación sigue siendo una realidad que afecta a muchas personas. En la encuesta del Euro barómetro realizada por el Consejo de Europa, señala que el 63% de los españoles está convencido que sigue existiendo discriminación y el 12% de los entrevistados declara haber sufrido alguna forma de discriminación en los últimos 12 meses.

Si enfocásemos la encuesta a las personas gitanas tanto de España como de toda Europa, este porcentaje sería mucho más alto: a menudo, desde la FAGiC hemos denunciado la discriminación que el Pueblo Gitano sufre en varios ámbitos.

Hoy, nos unimos a los miles de voces que piden acabar ya con la discriminación racial, esperando por fin conseguir un mundo más justo para todos y todas.

Queremos un mundo donde frases como “Como tu padre es gitano y está en la cárcel, tú vas a acabar igual.” no sean ni pensadas, donde no se nos diga que “no hay discriminación, lo que vosotros sois muy conflictivos, si os portarais bien, no habría discriminación.”

 

Lamentablemente hay discriminación y nuestra misión como Federación es hacer que esta termine.

 

Concluimos recordando el art.7 Informe de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia (2001):

“Declaramos que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y están dotados de la posibilidad de contribuir constructivamente al desarrollo y al bienestar de sus sociedades. Toda doctrina de superioridad racial es científicamente falsa, moralmente condenable, socialmente injusta y peligrosa y debe rechazarse, junto con las teorías que tratan de determinar la existencia de razas humanas separadas;”

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *