16 mayo de 1944: la resistencia de los gitanos en Aushwitz-Bikernau

Los Nazis pretendían exterminar a todos los gitanos en mayo 1944. El 15 de mayo, el director del Campo gitano, Georg Bonigut ordenó a los reclusos estar en sus barracas.

Al día siguiente, día 16 de mayo, unos 50 a 60 agentes de la SS rodearon el campo. Intentaron forzar a los prisioneros a salir de las barracas, pero los hombres, mujeres y niños del campo Gitano se organizaron para luchar contra los soldados de las SS que venían para llevarlos a las cámaras de gas. Ante el temor a tener bajas, los Nazis se retiraron. Había un número elevado de veteranos Wehrmacht entre los prisioneros.

Los Nazis también tenían miedo que la idea de un motín se pudiera extender por todas partes del campo.

Finalmente, el 23 de mayo más de 1500 gitanos fueron trasladados de Bikernau a Auschwitz, y posteriormente fueron trasladados a Buchenwald. Dos días después, 82 gitanos fueron enviados al campo de Flossenburg y 144 mujeres gitanas a Ravensbruck. Algo menos de 3000 gitanos permanecieron en el campo Gitano.

La exterminación final de los gitanos ocurrió la noche del 2 al 3 de agosto de 1944. A pesar de la resistencia de los gitanos, 2,897 hombres, mujeres y niños fueron cargados en las camionetas y llevados a la cámara de gas y exterminados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *